Los vinilos se utilizan para dar solución a aquellos materiales que no se pueden traer al taller o tienen dimensiones grandes, pero se necesita una impresión duradera en exterior.
Ideal para cristales, rótulos, paredes decoradas...